juanenruta

conflicto, recuerdo y paz

Poner atención en la No-violencia

Hay dos atenciones que aprender:

Una: Aprender a poner la atención en la resistencia no violenta para que resalte y no quede oculta e ignorada bajo la resistencia violenta. Un ejemplo magnífico y actual de ello es el video acerca de Budrus y de otros pueblos palestinos en lucha que se presenta en este video:

Otra: Aprender a poner atención en las acciones de paz de vida para que resalten y no queden ocultas bajo las dinámicas de violencia o de paz negativa.

(Sobre paz negativa y paz de vida ya tratan dos documentos de este blog: “Ideas sobre paz negativa y paz de vida” y “La paz no es sólo ausencia de violencia, sino vidas engarzadas” (Entrevista en Público)

Anuncios

Una respuesta a “Poner atención en la No-violencia

  1. Hasier Untzueta octubre 29, 2011 en 8:06 am

    Los viejos catecismos apostólico-romanos de siempre.

    ¿Qué quiere un pueblo aplastado, la paz o la libertad? Si quieren la paz, pueden muy bien dejarse aplastar, y tendrán la paz que tanto les desean, que tanto les deseáis, que tantísimo deseáis ver que los “pobrecitos pueblos oprimidos” desean. Israel les dará la Paz, la Paz con mayúscylas,a los palestinos, cuando les invadan totalmente y triunfen sobre ellos. Eso es la paz evangélica que queremos los occidentales para los “pobrecitos pueblos oprimidos”, a los que vamos a grabar sus gestas heróicas y no-violentas, como se dice, contra ejércitos armados hasta los dientes.

    Pero la pregunta es la de arriba. Qué quiere un pueblo; ¿la paz, o la libertad? SI quiere la libertad, puede decir; muy bien, luchemos contra éste enemigo que nos aplasta. En los diez minutos de vídeo, únicamente uno lo han ocupado los “clips” de imágenes de “gente protestando”. ¿Qué decía esa gente? Realmente, yo no he escuchado decirles nada, porque les han hecho decir lo que ésta “preacher” que aparece en la pantalla querían que dijera: “estábamos todos en completa armonía”; “no hace falta utilizar la violencia”; “queremos que ésto se extienda a toda Palestina”; y vemos a personas desarmadas luchando contra tanques y soldados disparando. Héroes que necesitamos glorificar para reafirmarnos en nuestra moral cristiana, pretendidamente laicizada.

    No he escuchado a nadie decir: “mire, ésta es nuestra lucha no-violenta; es nuestra apuesta no-violenta contra el Estado Israelí violento, es una estrategia en la que creemos, por tal y cual motivo”. No. La “preacher”, simplemente ·”da fe” de que aquéllo es una resistencia no-violenta, y pone también toda su fe en el poder performativo de la expansión viral de vídeos como el suyo, para la expansión igualmente viral de resistencias eficaces igualmente no-violentas para el resto de Palestina.

    Ahora bien, quién es ésta “preacher”, a qué se dedica, las condiciones de producción de esos “clips” – independientes, de bajo coste, lo que se quiera-, la de su conferencia-misa apostólico evangélica, las condiciones sociales de la producción del discurso, en definitiva, el autor de ésta página no se molesta en darlas. Tan sólo confía, como la “preacher”, en el poder performativo de los videos de buena voluntad, de los actos de buena voluntad.

    A mi, viendo las escasísimas imágenes de los “clips” de vídeo que ha puesto esa mujer, me vienen a la cabeza varias preguntas: la primera: ¿por qué hablan en inglés los palestinos que protestan? Entendería que hablaran en inglés cuando se les pregunta, -cuando la reportera-“preacher”, o quien quiera que sea esta nueva misionera del siglo XXI, les preguntase-, pero no entiendo muy bien que también griten sus consignas en inglés, y no en su habla vernácula. Segunda cuestión; en el escaso minuto que se le concede “a la gente de a pie”, como está de moda decir, con ánimo de ser “campechanos”, y cercanos al pueblo, como el rey, diría que 45 segundos los ocupan representanes de la política oficial palestina: Fatah y Hamás. Que el pueblo se identifique con su politica y con su discurso, diría yo que es cosa bien discutible.

    En cuanto al empleo de la no-violencia; insisto en que, es clamoroso que es un discurso absolutamente impuesto por los preachers pacifistas de buen corazón que pretender parar ejércitos poniendo claveles en cañones de pistolas – o haciéndoselas poner a otros, que siempre es más cómodo-; porque, en un pueblo donde, literalmente, no hay armas… ¿de donde se saca que la resistencia vaya a ser sino no violenta? Las condiciones objetivas de posibilidad así lo determinan.

    Es triste comprobar que en los pueblos aplastados, el aplastamiento siempre es doble: físico y simbólico. Los adalides de la paz pretenden que un pueblo sin armas se libre de un invasor militar con su buena voluntad pacífica, pero ésto lo hacen partiendo de su propia condena, incomprensión, negación de posibilidad de un contraataque violento – aun cuando la eficacia de la violencia, lejos de de querer teñir aquí la resistencia armada violenta de cualquier romanticismo estúpido, ha demostrado ser, a lo largo de la historia, eficaz; aunque muy poco eficiente-; y ésta condena, incomprensión, negación visceral, muchas veces impulsada por simple repulsión estética, y también por una profunda ignorancia de los hechos históricos, pretenden hacersela ver a otros pueblos. De este modo, pretenden hacerles hacer, como en una forma “suave” o eufemizada de misión evangélica, la historia de acuerdo con los principios absolutos intachables de su propia moral, que nunca han funcionado en la práctica en la historia.

    No hay nada peor que un pacifista que pretende enseñar una virtud que no existe allá donde cree verla. Nada peor que éstos preachers progres que pretenden resolver verdaderas guerras con cámaras y buena voluntad, pidiendo, además, cosas imposibles; nada más y nada menos, que las grandes corporaciones trasnacionales mediáticas empiecen a hacer el trabajo que ellos hacen.

    Una cosa es ser útópico y otra es ser simple y llanamente estúpido. La lucha política requiere eficacia. Esto lo sabemos bien en Euskal Herria. En Euskal Herria queremos la independencia; bueno, a pesar de lo que pueda aparecer en la prensa, los euskaldunes abertzales no pedimos -no se nos ocurre.- “pedir” la independencia al Estado, ni a la democracia, ni a la Virgen del Cármen, porque eso es como pedirselo a dios; es algo que no va a suceder, porque va directamente en contra de sus fundaciones básicas -las del Estado-. ¿QUé es el estado? Un agente – EL agente- másivamente racional, homogeneizante, estructurador y estructurante, fundado sobre el derecho, que es la violencia legitima, cuyo cometido es el mantenimiento recursivo de la legitimidad de esa violencia. Para ello, todo lo que no es estado, es no-racional, y lo no-racional, en la lógica del estado, es irracional, aunque no lo sea en la lógica filosófica. EL estado es la democracia actualmente existente. La democracia actualmente existene es el derecho. El derecho son las leyes. Las leyes son una serie de principios absolutos que unos señores en el siglo XVIII inventaron en un gabinete, para un hombre inexistente, que vive en un panóptico teorético existente sólo en el artificio mental de aquéllos hombres dieciochescos. y también de los nuevos hombres (y mujeres) dieciochescos neilustrados que pueblan emisoras y tertulias televisivas.

    Siendo esto así, del mismo modo que la independencia, la libertad, etc. no se pide si no que se hace, no se puede pedir a los medios de comunicaciones de masas, que hagan una labor “desinteresada e independiente”, aun cuando el adanismo púlcramente democrático que profesa esta señora de buen corazón sea muy del agrado de esas cadenas que gustan de mostrar “que se pueden hacer las cosas sin recurrir a la violencia, como la gente civilizada”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: